TEMAS DE REFLEXIÓN| El mal humor

Carlos Góngora.

CARLOS GONGORA*

 

Estamos cerca de las fiestas navideñas y de fin de año lo cual genera muchas veces estrés y mal humor inesperadamente.

 

 

 

Al hablar de las causas del malhumor, los médicos ya no se refieren al desempleo, la crisis o la falta de socialización. No cabe duda de que estos disparadores empeoran las cosas, pero los especialistas están pensando en otros motivos: “Es un padecimiento que debe estudiarse en distintos planos, porque tiene causas y consecuencias a nivel psicológico, neuroquímico, endocrino e inmunológico”. Tiene que ver con un funcionamiento particular del cerebro y con un déficit hormonal.

 

El malhumor es producto de una alteración de la química cerebral que repercute en el carácter. Para ser más claros: a quien lo sufre le falta combustible para tener buen humor.

 

Freud escribió que el humor es el mayor mecanismo de defensa del ser humano, un instrumento que permite equilibrar las emociones y elaborar las frustraciones. Entendía que el chistoso o el humorista explotan las posibilidades del pensamiento infantil y que, en consecuencia, el humor es una actividad psíquica orientada hacia el escape o la evasión.

 

Claro que hay diferentes tipos de humor y que hay personas que se refugian en la burla, la ironía, el sarcasmo o la ridiculización constante de las personas que le rodean como medio de autoprotección. Pero lo importante es que en general el humor nos permite observar de forma diferente las situaciones, reírnos de las tristezas y las injusticias y así superarlas más fácilmente.

 

El humor es un remedio y un aliado indispensable en todas las etapas y situaciones de nuestra vida, independientemente de lo serias que estas puedan ser. El trabajo es una de ellas y en él, la risa y el buen humor, contribuyen normalmente al resultado del equipo. No se trata de tomarse las tareas a broma, pero sí de mantener una actitud positiva. Además de ser un antídoto contra el estrés, conlleva otros beneficios para el trabajador y la empresa, porque el humor ayuda, entre otros, al aumento de la motivación y la creatividad.

 

* Colombiano, maestro en risoterapia creativa.

www.risalegria.com