HISTORIA DE RISAS E INSPIRACION| Stephan Dyer y Juan Cajiao: de la banca canadiense a la banca del ‘stand-up comedy’

PAOLA VARGAS*

 

Estaban en un mundo muy serio. Hasta septiembre de 2016, Stephan Dyer, graduado en economía y finanzas de la Universidad de Toronto, era ‘Senior Manager’ en inversiones de la banca patrimonial de Scotiabank; y Juan Cajiao, diseñador industrial, arquitecto y con una maestría en mercadeo, laboraba en la misma compañía, en el área de mercadeo como ‘Senior Manager’.

 

Entonces, cosa que no da risa sino susto, decidieron renunciar para perseguir un sueño común:  convertirse en comediantes. De la banca canadiense, a la banca del ‘stand-up comedy’.

Ya estos muchachos -Stephan Dyer tiene 30 años y Juan Cajiao,33-, se habían iniciado juntos en el mundo de la actuación en 2014, cuando crearon Malpensando, el primer club de comedia en español en la ciudad.

Ese club además de dedicarse al arte de hacer reír al público, ha servido para ayudar en lo social, mediante conferencias y talleres dirigidos a jóvenes en riesgo de dejar la escuela y latinos en el GTA a quienes se les dificulta adaptarse a la cultura canadiense.

Stephan Dyer.

Malpensando “nació de la necesidad de la gente de aprender a hacer lo que hacíamos; nos preguntaban cómo podíamos perder el miedo a hablar en público, cómo hacemos hacer reír a la gente, pero lo que más le gustaba a las personas era disfrutar de los shows en nuestro idioma, porque la comedia es algo muy cotidiano”, relata Cajiao -de origen colombiano. Y es precisamente la historia de vida de estos comediantes un ejemplo de lucha y perseverancia. “Llegas a ese punto en que te das cuenta que has hecho a tu familia orgullosa, has logrado alcanzar el puesto soñado, es ahí donde empiezas a buscar un sentido.

 

 

 

Me doy cuenta que mi trabajo no me llenaba como persona, no me hacía feliz y era un estrés totalmente innecesario”, señala el costarricense Dyer, quien cree que todas las personas deben salir de su zona de confort para generar crecimiento profesional y personal; historia similar a la de su colega Juan Cajiao.

Ambos han tenido la experiencia de vivir en otros países e iniciar de cero en sus vidas, Juan tiene claro que cada vez que descubría una cultura diferente debía conseguir nuevos amigos y trabajo. Cuenta que su abuela le pagó los estudios profesionales y de maestría, “Lo más importante era no defraudarla, después de dos carreras y una maestría logré el puesto que quería y no me hacía feliz, decidí tirarme al agua para conseguir mi propio sueño”.

Y han hecho un trabajo muy en serio: ya suman más de 200 shows de ‘Stand Up Comedy’, a lo largo de su carrera. Ellos lo definen como “La terapia más barata que existe en Toronto” y esperan consolidar el grupo como una plataforma para que las personas aprendan a hablar en público y expresarse bien corporalmente.

 

Juan Cajiao.

En materia de logros profesionales destaca el premio como mejores comediantes latinos otorgado por Latin Awards Canada en 2017. De otro lado, Juan participó en Central Comedy Latinoamérica este año, famoso canal de origen estadounidense enfocado en la emisión de series de comedia para jóvenes y adultos.

En mayo pasado, Stephan obtuvo una beca completa en la reconocida escuela de comedia Second City Toronto para unirse al Diversity Fellowship Program, un curso intensivo de ‘sketch comedy’ e improvisación.

Pronto presentarán su nuevo show: “El Yo qué Soy”, dirigido a la comunidad LGTB+ y en el que participan miembros latinos de esa comunidad -este se presentará este 11 de agosto en el 120 de Church St.

Esta pareja no para de divertir y hará una gira internacional a partir de octubre próximo, con presentaciones en Costa Rica, México y Colombia.

 

 

*Periodista colombiana, de paso por Toronto.