EN CANADÁ| Detención migratoria infantil:
Aunque menor, una realidad

ALICIA LEYVA ARCOS*

En 2017, 151 menores fueron detenidos con sus padres en los Centros de Detención Migratoria en Canadá. Once más fueron custodiados sin encontrarse un adulto a su cargo. El Ministro de Seguridad Pública, Ralph Goodale, se pronunció respecto a las recientes detenciones y separaciones de menores y sus familias, al cruzar la frontera entre México y Estados Unidos. Goodale señaló que en Canadá los menores son detenidos como último recurso.

“Todos necesitamos tener en mente la seguridad y bienestar de los niños. En ello reside la base misma de la política canadiense”, declaró.

La agencia canadiense de servicios fronterizos (CBSA, por sus siglas en inglés), tiene tres centros de detención temporal en el país, donde solicitantes de refugio y personas sin estatus migratorio son detenidos previo a su deportación. Acorde a directivas ministeriales de noviembre pasado, CBSA deberá anunciar en próximas semanas, alternativas a la detención infantil, como supervisión comunitaria, por ejemplo.

Oficina trámites migratorios/ EFE.

CORREO, entrevistó a Eusebio García, trabajador de asentamiento del Comité Cuáquero para los Refugiados, con más de dos décadas de experiencia en los procesos migratorios y quien visita cada semana el centro de detención migratoria en Toronto. García dijo que independientemente del estatus migratorio, las personas siempre sufren ante una separación familiar. En el caso de los menores, es mayor el impacto pues son separados o se encuentran detenidos sin entender la situación y en ocasiones no es fácil el tener comunicación con sus seres queridos. 

Mientras en Laval y Vancouver continúa la detención infantil, en Toronto esta cifra ha descendido notablemente y ha habido casi un año sin detenciones infantiles. El Toronto Immigration Holding Centre cuenta con enfermeras, sicólogos, clases para menores, y una sala de juegos.

Al final del día, “la carcel aunque sea de oro es una carcel y no hay manera de medir el daño emocional que causa la detención”, dijo. García es crítico  del tratado entre Canadá y Estados Unidos sobre solicitudes de refugio, denominado Safe Third Country Agreement y que impide la aplicación de refugio en Canadá a las personas que entraron al país vía terrestre por Estados Unidos.

Es un tratado injusto pues Estados Unidos nunca ha sido un país seguro para los refugiados. La mejor y más reciente prueba de ello es la detención y separación arbitraria de familias mexicanas y centroamericanas”, acotó.

*Periodista mexicana, radicada en Toronto.