LOS NIÑOS CON INTELIGENCIA EMOCIONAL OBTIENEN MEJORES CALIFICACIONES

 

JASSEL ARZUZA

 

 

Sí, los niños con inteligencia emocional obtienen mejores calificaciones

 

Es un hecho comprobado por los neuropsicólogos, educadores, y científicos del campo de la Inteligencia Emocional (IE) y la Disciplina Positiva.

 

Son varias las razones de ello, entre otras, está, por ejemplo, el que los adultos aprendan, desarrollen y utilicen sus habilidades de IE, sus competencias, en la crianza de sus hijos y estudiantes.

 

Uno de los efectos de esta crianza, es que lleva a los padres a comunicarse empáticamente con los otros, aún con los que hay diferencias importantes. Entonces, ayudados por sus neuronas espejo, y el aprendizaje de modelado, propio de los humanos, los niños aprenden de adultos, que son sus modelos, a comunicarse de igual forma.

Esta comunicación empática, hace que tengan habilidades para relacionarse con sus amiguitos y sepan cómo resolver conflictos sin necesidad de herirse mutuamente.

 

El saber gestionar sus emociones, reconocer, entender y aceptar las de sus compañeritos de curso, les capacita para enfrentar algunas emociones intensas que se presentan de manera
natural en la convivencia en el aula y, con ello, se disminuye la violencia alrededor del niño capacitado con IE.

 

Todas estas acciones de protección desarrolladas por contar con las competencias de IE y de inteligencia social, le permite al cerebro del niño, estar tranquilo y en bienestar, al entablar sus
relaciones sociales con sus pares.

 

Esto, a su vez, le permite a su cuerpo estar libre de las sustancias neuroendocrinas que libera el sistema nervioso central en forma de emociones de defensa como la ira, el miedo y la tristeza; sustancias que están en los niños que no tienen las competencias en IE. Al no estar todo el tiempo presente en el cuerpo del niño con IE, porque no son necesarias, él lleva sus relaciones de manera armónica.

De esta manera, no se distrae la atención de su proceso de aprendizaje, no se obstaculiza el desarrollo del racionamiento, juicio y demás habilidades que se necesitan para desarrollar las otras inteligencias requeridas en el currículo escolar, como la inteligencia lingüística y matemática.

 

Consecuentemente, los niños pueden desarrollar su plan curricular de manera más que óptima, sobresaliendo en las calificaciones. Por ello, se hahecho tan importante para universidades
como Yale y Harvard, el incluiren los planes de estudio escolares, programas de inteligencia emocional para padres y profesores, por igual.

 

*Psicóloga y Coach online, Master en Neurociencias, certificada en Inteligencia Emocional. www.jasselarzuza.com