La hamburguesa destrona por primera vez al sandwich de jamón

La hamburguesa superó por primera vez en 2017 en Francia al típico bocadillo de mantequilla y jamón cocido, cuyas ventas alcanzaron el año pasado los 1.215 millones de unidades, indica hoy el gabinete GiraConseil, autor del estudio.

 

La hamburguesa, en cambio, llegó a los 1.400 millones, un 1,4 % más que el año anterior, lo que se explica porque, a diferencia de su competidor, se vende no solo en locales de comida rápida, sino en todo tipo de restaurantes del país.

 

El director general de Gira Conseil, Bernard Boutboul, señaló a Efe que el 70 % de las hamburguesas se despachan en Francia en restaurantes, lo que unido a la cada vez mejor calidad
de sus ingredientes explican ese impulso.

 

“Cuando a los franceses se les da un producto de buena calidad les basta. No creo que lo consideren estadounidense. En Francia le ponen queso comté u otros franceses, no mucho bacon, ternera local…”, señala.

 

Y aunque el tradicional bocadillo de mantequilla y jamón pierde su trono, el experto sostiene que sigue siendo uno de los favoritos de los paladares galos, en parte también por su bajo
precio, que ronda de media los tres euros (3,6 dólares).