El reto del cambio constante

 

Carlos Góngora

El propósito de un coach es colaborar con su comprensión acerca del tercero, sus fortalezas y debilidades; las relaciones y situaciones que encara en su vida, para expandir así su modelo del mundo.

 

Lo único constante son los cambios, ley que nos afecta a todos. Se vale cambiar, renovarse, innovarse y reinventarse. Este es el regalo del mundo de la forma, o sea de la vida somos espíritus viviendo una experiencia humana, y se trata de crear, de inventar, con toda la creatividad y libertad que seamos capaces. No existen dos seres iguales, somos únicos e irrepetibles y esta es nuestra oportunidad.

 

Por la explicación anterior es que el coaching para la transformación personal es una propuesta teórico-práctica tanto para especialistas como para todas aquellas personas interesadas en aprender, cambiar, crear, innovar y generar un espacio de crecimiento, individual y compartido, como seres humanos libres, completos y felices y facilitar el mismo proceso en otras personas.

 

El propósito de un coach es colaborar con su comprensión acerca del tercero, sus fortalezas y debilidades; las relaciones y situaciones que encara en su vida, para expandir así su modelo del mundo. Vivir una vida más plena, ser creativos y alcanzar nuestros sueños está vinculado con la capacidad de ver y descubrir y por supuesto de adaptarnos al cambio.

 

Las metas son dos: por un lado, que usted se conecte con su potencial más profundo, aprenda a confiar en él y a aplicarlo en su beneficio, respetando las diferencias que puedan plantear quienes lo rodean; por otro, darle herramientas para aplicar a fin de facilitar también los procesos de cambio de otras personas.

 

Lo invito a transitar un viaje a través de experiencias e historias que le mostrarán perspectivas y maneras más útiles de ver el mundo, para lograr un entendimiento diferente de algunas cosas que a usted se le dificultan.

 

Para muchos, los cambios del contexto siguen siendo sorpresivos e imprevistos. Hay otros, sin embargo, “idealistas” y desafiantes, que han detectado y aceptado los indicios, y ya se disponen a buscar nuevas oportunidades, guiados por su intuición.

 

Los invito a buscar en su interior aquellas ideas y sueños que has tenido desde siempre, no dejes que se somaticen y te destruyan por medio de la frustración. ¡Tú puedes, adelante!

 

 

*Coach certificado de Desarrollo Personal, colombiano, radicado en Toronto. contact@carlosgongora.com