TLCAN: LOS ‘TRES AMIGOS’ ADMITEN AVANCES Y PEROS EN LA NEGOCIACIÓN

FREDDY VELEZ/ Con información de EFE

Dos pasos para adelante, uno para atrás…. No es baile, es el ritmo que parecen tener las negociaciones entre Canadá, México y EE.UU. para el nuevo Tratado de Libre Comercio.

 

Este lunes los representantes de dichos países reunidos en Montreal reconocieron que, aunque poco, se ha avanzado, pero también hablaron de las dificultades en la renegociación del tratado al término de la sexta y penúltima ronda de negociación.

 

Lo positivo es que las partes seguirán negociando y ya hay establecida una séptima ronda en territorio mexicano a fines de febrero.

 

La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland; el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo; y el representante comercial de EE.UU., Robert Lighthizer, direron la cara en la declaración final en Montreal.

 

El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, afirmó que la renegociación “está en un mejor momento ahora” y que se han conseguido “avances”.

 

Pero también señaló que la sexta ronda de negociaciones “no había sido fácil”.

 

A su turno al representante estadounidense. Lighthizer sostuvo que, aunque hubo “algunos avances” en Montreal, el progreso se está realizando “lentamente”.

 

Y, a continuación, profirió una oleada de críticas hacia Canadá, a quien acusó de presentar propuestas que sólo perjudican a Estados Unidos.

 

Lighthizer también aprovechó la oportunidad para cuestionar la decisión del Gobierno canadiense de presentar una demanda ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra EE.UU..

 

Lighthizer calificó la decisión canadiense ante la OMC como “sin precedentes”, y afirmó que representa “un ataque masivo” a las leyes comerciales de EE.UU. A pesar de que filtraciones iniciales señalaron que los negociadores estadounidenses se mostraron optimistas sobre la propuesta del sector automotriz, Lighthizer la derribó en sus declaraciones al declarar que sería incluso peor que las normas existentes.

 

Por su parte, Freeland evitó entrar en polémica con Lighthizer y dijo que la demanda que Canadá ha presentado ante la OMC contra EE.UU. es un tema independiente de la renegociación del TLCAN.

 

Freeland también reconoció que el TLCAN es un tratado con más de 20 años de antigüedad que necesita ser renovado, pero afirmó que el resultado tiene que beneficiar a los tres socios y no solo a uno, en clara referencia a Estados Unidos.