Visita Papa Francisco a Chile

El papa Francisco partió el lunes por la mañana rumbo a Chile, despegó a las ocho de la mañana del aeropuerto de Fiumicino de Roma rumbo a Santiago, para recorrer 12.500 km en 15h40 de vuelo, dando inicio a su sexto viaje a América Latina.

Durante su estancia de tres días en Chile, se reunirá con autoridades, comunidades indígenas, religiosos y pobres, en Santiago, Temuco (600 km al sur de Santiago) eIquique (1.800 km al norte), donde realizará multitudinarias misas.

Recordando que viaja a un país donde los abusos sexuales cometidos por decenas de sacerdotes socavan la imagen de la iglesia Católica, para su 22º viaje al extranjero que lo llevará después a Perú.

El Sumo Pontífice invitó a migrantes, refugiados, solicitantes de asilo, inmigrantes recién llegados y familias inmigrantes de 49 países de segunda generación a una misa especial en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

Los inmigrantes deben “conocer y respetar las leyes, la cultura y las tradiciones de los países que los aceptan”. Francisco agregó que, a su vez, las comunidades “deben abrirse sin prejuicio a la rica diversidad, deben entender las esperanzas y el potencial de los recién llegados, así como sus temores y sus vulnerabilidades”.

Ya arriba a casi cinco años de papado, en los que ha volcado la misión cristiana de seguir el ejemplo de Jesús y dar la bienvenida a los vulnerables y marginados.

Su campaña ha sido de gran ayuda y soporte en situaciones difíciles para países ricos, incluidos Estados Unidos y varios países de la Unión Europea, así como por aumentar las barreras físicas o legales a la llegada de inmigrantes.