¿QUÉ LE ESPERA A SEBASTIÁN PIÑERA EN SU SEGUNDO MANDATO?

Gonzalo Castillo*

 

 

 

Una vez que los ecos de las celebraciones de los partidarios de Sebastián Piñera se hayan desvanecido, dando paso a las proyecciones sobre lo que será el futuro gobierno del líder de la centroderecha chilena, uno de los principales puntos en los que tendrá que poner atención el recientemente electo mandatario es la composición del Congreso que le espera.

 

En este caso, tenemos que Chile Vamos, la coalición de partidos que apoya a Piñera, tiene 72 diputados de un total de 155 y 19 senadores de los 43 que lo integrarán desde 2018, luego de la reforma al sistema electoral realizada durante el gobierno de Michelle Bachelet y que aumentó el número de parlamentarios.

 

Muchas de las reformas llamadas “estructurales” en nuestro país requieren de un alto quórum para ser aprobadas – 4/7 de ambas cámaras-. Es decir que asoma complejo que el gobierno de Piñera pueda llevar a cabo reformas de carácter más liberal o desmantelar algunas de las modificaciones realizadas por el actual gobierno, como es el aborto en tres causales -violación; peligro de vida de la madre e inviabilidad fetal- sin tener que asegurar grandes acuerdos parlamentarios.

 

Otro dilema por zanjar tiene que ver con los movimientos sociales que deberá enfrentar el electo mandatario, que ya en 2011 y 2012 fueron el mayor dolor de cabeza para su gobierno, siendo el movimiento estudiantil de 2011 el momento más álgido.

 

Piñera en la arena internacional.

 

Se sabe que el nuevo presidente de Chile postula el libre comercio en materia económica, y el pragmatismo en materia política a nivel internacional, y América Latina parece no ser ajena a esta oleada de gobiernos de centroderecha.

 

Esta situación augura un escenario de incremento en la firma de tratados de libre comercio, y de consolidación de los acuerdos que ya están en boga, como es el caso de la Alianza del Pacífico, que integran además de Chile, Colombia, México y Perú, mientras Costa Rica y Panamá aspiran a ser miembros.

 

Otro de los acuerdos que se espera esté ya firmado cuando Piñera asuma el poder el próximo 11 de marzo de 2018, es el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) que agrupa a grandes economías como Canadá, Japón y Australia, entre otros, y que pese al retiro del acuerdo por parte del gobierno de Donald Trump, el resto de los firmantes espera que a fines de este año el tratado ya esté en operaciones.

 

Con todo, la reciente elección en Chile dejó mucho material para el análisis, partiendo por la gran distancia con la cual Piñera obtuvo su victoria -54,57% versus 45,43% de Alejandro Guillier-, así como el perfil del votante que se inclinó por la centroderecha, considerando que el empresario consiguió casi 3,8 millones de votos, rompiendo el techo electoral tradicional de la derecha en Chile.

Sebastián Piñera y Alejandro Guillier. EFE

 

 

*Periodista y licenciado en historia chileno, radicado en Santiago de Chile. Especial para Correo Canadiense