DESARROLLO PERSONAL: Dejar de
alimentar nuestras inseguridades desde adentro

 

JASSEL ARZUZA*

Jassel-Arzuza.

 

Nuestro nivel de inseguridad alcanza sus niveles más tóxicos desde el origen: nuestras auto conversaciones negativas.

Se estima que nos decimos aproximadamente 20.000 palabras al día y un 70%, negativas; son las que juegan en el equipo contrario a nuestra autoestima y nos disminuyen en nuestra valía.

¿Cómo sucede eso?, ¿Cuáles son esas autoconversaciones?, ¿Cómo neutralizarlas?

 

Las autoconversaciones negativas son las que mantenemos en nuestra mente cuando nos enfrentamos a las situaciones, personas y retos diarios y pensamos discursos del estilo: “no voy  a poder con esta tarea nueva, está muy difícil y nunca la había visto, voy a fracasar”, “Anda, me está mirando de arriba abajo seguro piensa que mis zapatos son feos y de mal gusto”, “está encerrada en su cuarto con su nuevo amigo de colegio, no me tiene confianza,  seguro piensa que soy una madre anticuada y además seguro debe estar haciendo algo indebido, ¿será que está fumando, o tocándose con él?”, “si no me ha llamado en todo el día es porque no le hago falta, soy una más de su lista de posibles parejas, no valgo nada para él, soy una X”.

 

Estas conversaciones son resultado de nuestra memoria emocional llena de miedos básicos de no ser aceptados socialmente por los que queremos y hasta por los que ni conocemos. Es un mecanismo cerebral que se nutre de las creencias culturales y de nuestros deseos de pertenecer a una sociedad que nos valide para ser útiles y tener un papel protagónico en nuestro entorno.

 

Sin embargo, como nos llena el cerebro de miedo, consecuentemente, actuamos torpemente, hablamos desde nuestro dolor y se cumple la profecía de nuestra inseguridad: quedamos como tontos y fracasamos porque no creímos en nosotros, en nuestras capacidades y fortalezas; porque no fuimos nuestros mejores amigos, nuestros fans.

 

Para neutralizarlas, podemos reforzar nuestros logros, recordar las veces que en el pasado hemos salido adelante a pesar de los pronósticos y comprender que si antes resolvimos, hoy, con más conocimientos y experiencias, lo haremos y mucho mejor. También podemos utilizar preguntas retadoras: ¿Qué es lo peor que puede pasar?, ¿Será que con estos pensamientos/actitudes derrotistas mejoraré la posibilidad de salir victorioso de esta situación, o, genero más negatividad?

 

Utilizando estas técnicas, podremos mantenernos en autoconversaciones positivas y mantener un autoestima sana.

 

*Psicóloga y Coach online, Master en Neurociencias,  certificada en Inteligencia Emocional. www.jasselarzuza.com