Pokémon Go: el fenómeno de realidad
aumentada que ocupa a medio mundo

FREDDY VELEZ/Editor 

El Hospital Sick Kids pide que no se use sus intalaciones en Toronto como lugar de entrenamiento de Pokémon Go.

Nueva York, convertida en un inmenso Gimnasio Pokémon.

Convocan a una “búsqueda masiva” de pokémones en el centro turístico de Managua.

Nintendo duplica su valor en Bolsa gracias a la fiebre de “Pokémon GO”.

Indonesia prohíbe el uso de Pokémon Go a las fuerzas de seguridad

McDonald’s Japón se dispara en Bolsa tras filtrarse un acuerdo con Pokémon GO.

Los anteriores son sólo unos cuantos de los miles de titulares que ha generado en menos de dos semanas el fenómeno del juego de realidad aumentada que más de 21 millones de personas en más de 30 países del mundo han descargado a sus celulares y que ha hecho que supere en uso diario a redes sociales como Facebook, Tinder e Instagram.

En Canadá se lanzó con un traspié el pasado fin de semana. El servidor se vio copado lo que hizo que hubiese interrupciones en el servicio a los usuarios, algo similar a lo que ya sucedió en otros países debido a la alta demanda e inesperada demanda por la aplicación –que es gratuita tanto para Andorid como para sitemas iOS.

El objetivo es atrapar a pokémones -del japonés, monstruos de bolsillo- para luego medirse a  otros jugadores. Para prepararlos hay gimnasios virtuales en sitios reales, como la Casa Blanca y el Pentágono, lo cual ha provcado preocupaciones seguridad. Varias entidades, desde los directivos de la estación de Policía de Darwin, Australia, hasta los del Cementerio Nacional de Arlington y del Museo de la Memoria del Holocausto, en Washington D. C., prohibieron el juego en sus recintos.

Falta ver si la novedad, que ha hecho subir la cotización en bolsa de las acciones de Nitendo como nunca antes desde 1993,  será pasajera o si este juego para móviles puede superar lo alcanzado por otros como Candy Crush y Angry Birds.